Japón reconoce a los Ainu como un pueblo originario

Por David Azócar


El parlamento japonés reconoció por unanimidad la existencia del milenario pueblo Ainu de la septentrional isla de Hokkaido. El hecho rompe con la historia nipona que se auto-consideraba como una sociedad racialmente única. La reivindicación, considerada como histórica, marca un gran paso para una comunidad que en pleno siglo XXI sigue viviendo de la caza y la pesca.

Cuando hablamos de Japón pensamos en la más alta tecnología electrónica del mundo, en increíbles desarrollos de robótica y porque no decirlo, en una de los naciones más desarrolladas tanto social como económicamente del globo, sin embargo debajo de esta capa de sofisticación existe un pequeño grupo humano de tan sólo 70 mil personas que durante siglos luchó intestinamente por ser reconocidos de la aparente homogeneidad de la "Tierra de Sol Naciente": hablamos de los Ainu.

En Chile tenemos etnias originarias como los Rapa Nui, los Aymaras y los Mapuches, entre las tres representan casi un millón de personas, las tres tienen en común no haber sido reconocidas dentro de la Constitución de nuestro país. Al otro lado del Pacífico, Japón tiene 127 millones de habitantes y hace sólo unos días un grupo que apenas supera la capacidad de nuestro Estadio Nacional (65 mil personas), consiguió que el Parlamento y el Primer Ministro (aunque nada se ha hablado de su carta fundamental) los reconociera, la pregunta ahora es ¿Por qué?

“Los Ainu son un pueblo que habitaba varias de las islas del archipiélago japonés, hay algunos historiadores que indican que incluso llegaron a la zona, durante la última glaciación (hace 18 mil años). Lo interesante es que no son fenotípicamente parecidos a los nipones, teniendo rasgos caucásicos y australoides” indica Ariel Takeda, autor del libro “Japoneses chilenos” y columnista de nuestro Portal.

La comunidad en cuestión es bastante diferente a lo que podríamos considerar típicamente japones porque además de no tener los ojos rasgados, son de características tribales. “Los japoneses los han considerado siempre como forasteros y sin duda han sufrido un trato discriminatorio, padeciendo los males típicos de los pueblos de esas características, vale decir, pérdida de sus tierras y sin ir más lejos discriminación al menos en lo laboral”, continúa Takeda.

Sin embargo, dicha condición estaría por cambiar porque hace tan sólo unos días el Parlamento, emitió una resolución que reconoce a los Ainu como un pueblos indígena de Japón, el texto además incluye una solicitud directa al gobierno para que tome medidas “inmediatas” para ayudar a la etnia, que ha sufrido entre otras cosas una postergación en materia económica con respecto al resto del país, siendo uno de los grupos más pobres del archipiélago.

 

Dos serían los factores que explican el súbito reconocimiento por parte de las autoridades niponas hacia la comunidad Ainu. El primero tendría que ver con la cercanía de la reunión del G8, en el mismismo Sapporo capital de la provincia, lo que sería bien visto por los organismos que cubrieran el evento y el segundo sería de carácter geoestratégico, pues aún existe una antigua disputa entre Japón y la República Rusa, respecto a las islas kuriles donde aún viven personas de dicha etnia, por lo que mejorar las relaciones sería fundamental.

 

Todo el cuadro anterior se configura para que aparezcan las nunca bien ponderadas compensaciones, sin embargo no está tan claro si las “ayudas” llegarán finalmente a manos de los indígenas, al menos en el corto plazo. “El tema de los dineros siempre ha sido un tema sensible en Japón, sobre todo para su Corte Suprema, que ha sido históricamente reticente a este tipo de cosas. Ese mismo organismo antes ha votado en contra de indemnizaciones a pueblos vecinos luego de los incidentes de la Segunda Guerra, por lo que veo muy difícil que los Ainu consigan algo más”, explica Luis Díaz, académico de la carrera de Licenciatura en Lingüística Aplicada a la Traducción: Inglés-Japonés.

Otra cosa que el docente nos explicó es que a pesar de las similitudes, comparar a los Ainu con el pueblo Mapuche sería un error. “Hay que tener muy en claro que las demandas Mapuches son mucho mayores que las de los Ainu, sin ir más lejos no he visto aún a los primeros hacer reivindicaciones territoriales, pero habrá que ver qué pasa en el futuro, nada está escrito”, concluye Díaz.

Sea como sea, el gobierno del Primer Ministro, Yasuo Fukuda, ha manifestado que tomará en serio la resolución y ha dicho que planea establecer un grupo de expertos para discutir sobre los derechos de los Ainu y la puesta en práctica de la medida.



Diputado David Sandoval analiza la cultura de género en el Congreso

Especial de IGUALDAD DE GENERO

Diputado David Sandoval analiza la cultura de género en el Congreso

A pesar de los avances alcanzados en el último año respecto a la situación de la mujer en el país, el miembro de la Comisión de Familia y Adultos Mayores de la Cámara de Diputados señaló que todavía quedan temas pendientes por resolver y que el Parlamento debe propiciar muchas más instancias de integración y roles compartidos.

Ver más

Diputados dieron cuenta de su participación la XXV versión del Foro Parlamentario Asia Pacífico

14 Febrero 2017

Diputados dieron cuenta de su participación la XXV versión del Foro Parlamentario Asia Pacífico

Marco Antonio Núñez, Iván flores y Karla Rubilar, entregaron sus valoraciones de la cita realizada en Fiji. Temas como el proteccionismo económico, seguridad alimentaria, tratamiento sustentable de los océanos o participación política en las redes sociales, fueron algunos puntos de la agenda de trabajo.