Oficina de Estadísticas de Corea: transparencia y fiabilidad en los datos

A propósito de que la Cámara de Diputados aprobó y envió al Senado el proyecto que crea la institucionalidad para un nuevo sistema estadístico nacional, revisamos en el Asia la labor del Kostat que, respaldado por la Ley de Estadísticas produce datos confiables y mantiene un perfil institucional autónomo.

POLITICAS PUBLICAS ASIA PACIFICO

Oficina de Estadísticas de Corea: transparencia y fiabilidad en los datos

La Oficina de Estadísticas de Corea (Kostat), como su nombre lo dice es el órgano central y oficial de las estadísticas en el país asiático. Perteneciente al Ministerio de Estrategia y Finanzas, tiene la misión de planificar, coordinar, producir y difundir los datos sociales y económicos. Una revisión de sus funciones principales, en la siguiente nota.

La oficina de estadísticas sociales y económicas

Si bien en una nota anterior abordamos el rol del Kostat en la implementación de los censos, en esta oportunidad se expondrán sus características relacionadas con la institucionalidad y regulación, elementos centrales de la discusión legislativa sobre una nueva institucionalidad para el sistema nacional de estadísticas en nuestro país.

La Oficina de Estadística de Corea (Kostat) responde de manera íntegra a la Ley de Estadísticaa, que regula su funcionamiento y lo establece como el órgano central del gobierno, destinado a brindar los servicios de planificación y coordinación nacional de las estadísticas nacionales, con el fin de fortalecer las políticas de desarrollo del país. De tal manera, el Kostat no solo produce los datos estadísticos, sino que también los publica y distribuye entre los diversos actores políticos, económicos y sociales vinculados al quehacer público.

Tal como sucede en nuestro país donde el INE forma parte del Ministerio de Economía, en Corea la institucionalidad estadística pertenece al Ministerio de Estrategia y Finanzas, pues tiene ocho divisiones dedicadas a producir datos económicos, pero también lleva a cabo el censo económico, planea la encuesta de minería y realiza estudios relacionados con la producción de manufacturas, además de analizar las tendencias actuales de todas las actividades industriales. A lo anterior, se suma la conducción de la encuesta de precios al consumidor y analiza las tendencias derivadas del Producto Interno Bruto (PIB) en su relación con el gasto público.

Asimismo, la Kostat tiene a la Oficina de Estadísticas Sociales, que con cinco divisiones más lleva a cabo planes básicos para los datos de la sociedad. Estas divisiones son la de Estadísticas Vitales, de Empleo, De Bienestar, Agricultura y Pesca, y por último la división de de Agricultura y Pesca para las decisiones de corto plazo, distinta de la anterior en cuanto a que analiza tendencias temporales distintas. De esta forma, trabaja sistemáticamente con indicadores sociales y produce indicadores nuevos para medir distintos tipos de actividades como educación, medioambiente, desarrollo regional, envejecimiento, inclusión de la mujer y los jóvenes en el mercado de trabajo, entre otras responsabilidades.

La confidencialidad de los datos como matriz de trabajo para las políticas públicas

La visión de la Kostat se puede ver reflejada en el “MI”, símbolo azul y rojo de la institución que coincide con el de la bandera nacional coreana, a través del cual se representa la dedicación del gobierno para crear un futuro brillante a través de la integración entre el Estado con el pueblo y el pasado con el futuro, pero además, este maximiza la belleza de ser coreano mientras expresa su sofisticación cultural.

Para el logro de tal visión, la confidencialidad de la información es una condición necesaria para que el nexo con el pueblo sea sincero y duradero. De tal manera, la Ley establece que la recopilación de datos debe llevar una garantía legal de protección para la confidencialidad de las personas, es decir que la información privada entregada por individuos, o personas jurídicas en el proceso de compilación de datos, debe tener un fin de apoyo en la formulación de políticas públicas. Con esto, el Kostat tiene la prohibición de utilizar los datos con fines distintos a los estadísticos.

Sin embargo, los resultados de las mediciones estadísticas, tienen a la vez, el deber de ser publicados a la ciudadanía. Esta disposición tiene por objeto garantizar la publicación oportuna de resultados y transparentar sus procedimientos, condición que le permite ser el órgano oficial de estadísticas por la entrega de datos confiables. De tal manera, la veracidad de los datos es una preocupación permanente del Ministerio, por lo que con el fin de reforzar esta cualidad, se realizan evaluaciones permanentes de calidad sobre la recopilación y formatos de difusión de las estadísticas oficiales.

Grado de autonomía para la generación de datos

Pese a que forma parte del Ministerio de Finanzas, se trata de un organismo con un grado de autonomía tal que le permite apoyar a otras agencias públicas en asuntos de presupuesto, recursos humanos, capacitación, uso de la tecnología, entre otros. Según la legislación coreana, en casos en que el Kostat sea requerido por organismos públicos para consultas técnicas para la recolección y divulgación de estadísticas, sus autoridades tienen el deber de asistirlos.

Más aún, la ley provee los resguardos necesarios para que la oficina de estadísticas sea un bien público que proporcione información esencial para la evaluación de los cambios socioeconómicos. En este contexto, la autonomía más que independencia presupuestaria, es un valor que se garantiza a través de ocho criterios aplicables a la investigación, recopilación y diseminación de los datos:

  1. - Asegurar imparcialidad. Las estadísticas oficiales son activos públicos cuyos valores benefician al pueblo, por lo tanto deben ser imparciales
  2. - Mejorar la Fiabilidad. Deben producirse mediante el método científico para garantizar exactitud y fiabilidad
  3. - Mejorar la eficiencia. Los costos y la carga de las encuestas deben ser consideradas correctamente para asegurar la eficiencia de los estudios
  4. - Asegurar la comparación. Deben seguir conceptos armónicos y metodologías estandarizadas para que sean compatibles con otras estadísticas
  5. - Proteger los datos personales. Los datos que contengan información confidencial sobre individuos, corporaciones o grupos sociales deben usarse únicamente con fines estadísticos y estarán estrictamente protegidos
  6. - Asegurar la infraestructura. Deben producirse con suficiente cantidad de mano de obra, presupuesto y software informáticos adecuados
  7. - Comprometer a los usuarios. Deben hacerse esfuerzos para involucrar a los usuarios con el fin de mejorar la utilidad y maximizar su valor público
  8. - Mejorar el servicio. Deben ponerse a disposición de todos los usuarios con un acceso conveniente

De esta manera, cumple con su misión de ser el organismo oficial de estadística, pero a su vez, gracias a sus actividades efectivas de ajuste permanente y cooperación con distintos actores políticos y económicos, asegura la autonomía que requiere la creciente demanda de datos.

Proyecto de Ley para crear una nueva institucionalidad para el INE

Con el fin de contar con una nueva institucionalidad para el sistema nacional de estadísticas, que hoy recae en el Instituto Nacional de Estadísticas, durante la segunda semana de mayo de 2017 la Cámara de Diputados aprobó y envió al Senado un proyecto de ley sobre esta materia. Entre los aspectos relevantes está la generación de una nuevas competencia, funciones y se agrega el secreto estadístico y acceso a registros administrativos.

Uno de los parlamentarios que participó activamente en la discusión en la Cámara Baja fue el diputado Jaime Bellolio, para quien la aprobación del proyecto en una primera instancia es una buena noticia. “Las estadísticas nacionales son muy importantes para hacer políticas públicas y que estas sean transparentes, serias, entre otras cualidades que tiene que considerar un buen sistema estadístico, pero entre las más importantes es que sean autónomas e independientes, es decir, que no haya manipulación de estos datos. La mejor manera de lograr lo anterior es que haya una buena institucionalidad que esté a la altura, tanto de las personas que trabajan allí, como en que el gobierno de turno tenga una influencia relativa para darle certeza a nuestro país y a la comunidad internacional”, señaló.

En relación a la necesidad de que esta institucionalidad garantice la confidencialidad de la información, el diputado planteó las consideraciones que debería contener la ley. “Esto significa que los datos que se obtienen de allí no pueden ser traspasados a terceros ni utilizados para otras cosas, ahí hay que distinguir entre la información que se requiere para hacer investigación, versus la que se requiere para lograr datos estadísticos. La violación del secreto estadístico tiene hoy penas más altas, esto es algo que legislamos y que hicimos extensiva porque es diferente para los funcionarios públicos como para quien capta los datos. Es grave ir en contra de la privacidad de datos, o del secreto estadístico, al mismo tiempo tiene que haber un justo equilibrio para que sea accesible a la ciudadanía que se interese por esa información, como también para los investigadores que requieren de información más profunda, que es lo que se llama la información innominada, es decir que no viene con nombre y apellido pero que puedas distinguir exactamente quién es”, agregó.

Otra de las rendiciones durante la discusión correspondió al diputado Daniel Farcas, quien considera que este es un proyecto muy necesario para el desarrollo de nuestro país. “A partir de las experiencias que hemos tenido en relación al Censo de 2012 y además porque las estadísticas son un instrumento fundamental para las políticas públicas, es que el gobierno decidió muy acertadamente darle una nueva institucionalidad que fuera lo suficientemente robusta para darnos la certeza que los datos que se están obteniendo son fidedignos. Aquí se trata de una institución que proporcionará la información para tomar decisiones clave, como dónde priorizar desde la perspectiva de las políticas públicas, por ejemplo si son en hospitales, carreteras, o invertir en aspectos de educación en desmedro de otras, por lo tanto me parece que es muy importante que tengamos esta información, y que esto tenga un carácter más institucional del que hoy en día tiene”, sostuvo.

En relación a la fiabilidad de los datos, coincidió con Bellolio en cuanto a la necesidad de asegurar su veracidad. “Los datos deben ser confiables y ese es un elemento que tenemos que asegurar en este proyecto. Tenemos la experiencia de lo ocurrido en el Censo del gobierno anterior, por lo tanto esto no es un problema ideológico, sino un hecho de que cuando se hacen mal las cosas tienen sus consecuencias. Esto no es un problema de haber gastado más recursos de los asignados, o haber invertido en áreas donde no se requería, sino a errores estructurales. De tal manera, estos instrumentos tienen que ser muy certeros porque se relacionan con el gasto público y la toma de decisiones de donde priorizar”, puntualizó.

Más información sobre el Kostat y su labor en la generación de datos estadísticos, en el siguiente video.



Senador Antonio Horvath y los desafíos legislativos de la protección de océanos

Especial de OCEANOS

Senador Antonio Horvath y los desafíos legislativos de la protección de océanos

Para el parlamentario, el compromiso de las comunidades es fundamental para lograr no sólo el cuidado de los mares y aguas dulces, sino también para crear una cultura de protección y promoción de estos espacios.

Ver más

El nuevo Libro Blanco de Política Exterior de Australia que se construye mediante consulta ciudadana

06 Marzo 2017

El nuevo Libro Blanco de Política Exterior de Australia que se construye mediante consulta ciudadana

A pesar de que para algunos expertos esta modalidad participativa de política exterior tiene sus puntos a favor y en contra, valoran la capacidad de actualizar visiones sobre la realidad internacional y establecer principios que guíen las relaciones con otras regiones del mundo.