Subdirector del INACH evaluó la labor de centro antártico Chile-Corea

La cooperación entre ambos países no solo se demuestra en la investigación científica que realizan en conjunto en el continente blanco, sino también en el aporte económico de los procesos logísticos a la región de Magallanes.

RED ASIA PACIFICO OPINA

Subdirector del INACH evaluó la labor de centro antártico Chile-Corea

En marzo de 2016 el director del Instituto Antártico Chileno (Inach), junto a su par del Instituto de Investigación Polar de Corea (Kopri) inauguraron el Centro de Cooperación Antártica Chile-Corea en Punta Arenas, con el fin de compartir laboratorios y encaminar investigaciones conjuntas. A un año de este anuncio, conversamos con el Dr. Edgardo Vega, subdirector del Inach, quien realizó un balance de esta experiencia. Sus definiciones y perspectivas de trabajo con el país asiático a futuro, en la siguiente entrevista.

Primer año de funcionamiento del Centro de Investigación Antártica Chile Corea

“Haría una evaluación muy positiva, ya que hay una señal muy potente por parte del Instituto Polar Coreano en términos de traer a la ciudad de Punta Arenas a vivir a Dongmin Jin, un funcionario de esta institución. Con él hemos desarrollado un trabajo intenso en términos de conocer las diferentes áreas donde intensificar nuestra cooperación científica y logística en la Antártica. En segundo lugar, producto de esa actividad, resultó la venida del rompehielos científico Aaraon, que ya había estado una vez a la Antártica, pero que en esta ocasión llegó a Punta Arenas antes de su expedición.

Esperamos que retorne a nuestra ciudad en las próximas semanas, a modo de concretar dos visitas que para nosotros son muy importantes porque Corea es un país que no solo está comenzando sus actividades con una oficina, sino también con tareas logísticas en la ciudad, lo que trae un impacto económico importante.

Además, en las próximas semanas, con el director del Inach y cuatro científicos del programa científico nacional, viajaremos a un seminario en Incheon, Corea, para exponer algunos de nuestros trabajos y escuchar los avances de ellos, con el fin de buscar nuevos espacios para profundizar nuestra cooperación científica. Esto será del 16 al 18 de mayo, vamos a tener una reunión de carácter político con ellos para dar cuenta de lo realizado este año y en qué áreas podemos seguir profundizando”.

Labores del funcionario del Kopri en Punta Arenas

“Es un funcionario del instituto polar coreano, fue el jefe de la base coreana Jang Bogo que se sitúa en otra área de la Antártica, por lo que ha estado encargado en este tiempo fundamentalmente de operaciones logísticas. Están explorando de qué manera la ciudad, y nuestro país, pueden brindarles servicios que hoy desconocen. En la Antártica se genera una serie de requerimientos como combustibles, aprovisionamiento de víveres o retiro de basura, todos elementos que los países tienen que solucionar como desafío. Por lo tanto, para ellos la posibilidad de venir desde Corea con un buque tiene un costo completamente distinto que satisfacer esas necesidades desde Punta Arenas. Son oportunidades que aún no existen, pero que se están empezando a visualizar y este es el primer paso.

Lo que hemos estado haciendo durante años anteriores, desde antes de que se abriera la oficina de cooperación es empezar a mirar nuestros programas científicos, tanto el coreano como el de Chile, con el fin de definir una estrategia top down. Es decir, que desde las direcciones de los institutos se incentive a científicos que trabajan en ambos programas para que puedan establecer cooperación de tipo científico, no solo logístico. Por lo tanto, este seminario que estamos realizando en conjunto sería el primer resultado concreto en ese sentido”.

Investigación conjunta entre Chile y Corea

“Tanto Corea como Chile tienen intereses comunes en el área de los estudios de calentamiento global y cambio climático, aunque la Antártica tiene diferentes miradas en términos de distintas disciplinas de cómo se puede abordar. Desde la oceanografía, microbiología, paleoclima, testigos de hielo y sedimentos de fondo marino, son cuatro de las líneas que convergen en el mismo objetivo que es entender cómo el cambio climático está afectando a la Antártica, pero también generar modelos que nos permitan entender cómo se nos vienen los próximos años con los cambios del clima. Ahí hay áreas de cooperación.

En el caso del programa coreano, en su base situada en la Península del territorio antártico chileno, tienen un enfoque de biología marina y de oceanografía, que se orientan a entender los procesos adaptativos que tienen estos ecosistemas al cambio climático. El programa Científico Nacional, por su parte, tiene un equivalente en los mismos, por lo que ahí hay un espacio de desarrollo de cooperación.

En el caso de la base Jang Bogo -que está más hacia el interior de la Antártica en una zona que está compuesta mayormente por hielo- a través de estudios atmosféricos, y testigos de suelo marino, están haciendo estudios de paleoclima, esto es cómo era el clima hace cientos y millones de años. Ahí hay posibilidades de cooperar porque tenemos en nuestro instituto a una oceanógrafa y un especialista en paleoclima y estudios de suelo, que complementan lo que ellos hacen. Por lo tanto, eso es lo que estamos mirando con atención por las posibilidades de cooperar”.

Visita del rompehielos Aaraon

“Este rompehielos está en una programación que lo trae desde las bases en Jang Bogo a la base King Sejong, en ese periplo han venido con científicos a bordo, tomando muestras de sedimentos. Esas muestras las van a analizar con sus científicos, pero en el Inach tenemos una especialista que revisará una parte específica de esos sedimentos que permiten establecer los años en que fueron depositados. Por lo tanto, hay una posibilidad que estamos evaluando para desarrollar más análisis conjuntos entre científicos de ambos institutos. El Aaraon es uno de los tres buques científicos antárticos más modernos, con mejor equipamiento y posibilidad para desarrollar ciencia, por lo que es una cooperación muy productiva para Chile”.

Aporte del Congreso para la creación top down de un programa antártico

“Indudablemente el tema antártico es parte fundamental de la Política Exterior de Chile, lo que se refleja en que hoy, a través del Inach, está desarrollando ciencia con más de 30 países. Tenemos chilenos trabajando con Corea, China, Estados Unidos, Australia, entre otros. Los trabajos van desde contribuciones logísticas, hasta proyectos importantes, por lo tanto, que seamos capaces de entender como país, y asumir una política de Estado respecto de la Antártica, es parte de la vocación nacional. Tenemos que ser capaces de asumir responsablemente nuestra condición de país antártico, en eso las decisiones políticas que los últimos años han estado permitiendo que esto se vaya potenciando.

Tanto para la región de Magallanes, como para el país, es un elemento importante y es una ayuda para que los avances ocurran, particularmente el Plan de Zonas Extremas está permitiendo que hagamos un llamado internacional para el diseño arquitectónico del futuro Centro Antártico Internacional, que va a estar ubicado en Punta Arenas. Este centro va a tener laboratorios, un espacio oceanográfico y lugares de encuentro con la ciudadanía, el turismo, los científicos y tomadores de decisión para potenciar la cooperación internacional, pero también generar espacios que puedan ofrecer al mundo para generar conocimiento útil para la toma de decisiones políticas sobre la Antártica. Hoy es un continente administrado por 29 países y estas son estrategias que le van a permitir a Chile ser más influyente en ese trabajo”.



Senador Antonio Horvath y los desafíos legislativos de la protección de océanos

Especial de OCEANOS

Senador Antonio Horvath y los desafíos legislativos de la protección de océanos

Para el parlamentario, el compromiso de las comunidades es fundamental para lograr no sólo el cuidado de los mares y aguas dulces, sino también para crear una cultura de protección y promoción de estos espacios.

Ver más

El nuevo Libro Blanco de Política Exterior de Australia que se construye mediante consulta ciudadana

06 Marzo 2017

El nuevo Libro Blanco de Política Exterior de Australia que se construye mediante consulta ciudadana

A pesar de que para algunos expertos esta modalidad participativa de política exterior tiene sus puntos a favor y en contra, valoran la capacidad de actualizar visiones sobre la realidad internacional y establecer principios que guíen las relaciones con otras regiones del mundo.