Las lecciones en planificación urbana que deja la visita de Liu Thai Ker a Chile

La integración de ética, ciencia y arte en las políticas de ciudad, es parte de la visión que este arquitecto imprimió en el desarrollo de Singapur durante las últimas cinco décadas y que compartió en una exposición frente al Intendente y autoridades regionales.

POLITICAS PUBLICAS ASIA PACIFICO

Las lecciones en planificación urbana que deja la visita de Liu Thai Ker a Chile

Liu Thai Ker es considerado el padre de la planificación urbana en Singapur. La importancia de su legado no solo se debe a su sello armónico y limpio en el diseño de la ciudad, sino a su filosofía de desarrollo sostenible capaz de integrar la naturaleza con el respeto por las personas y su espacio vital. Una revisión de sus ideas principales y el aporte que la planificación urbana ha entregado al desarrollo de Singapur como uno de los mejores países para vivir en el mundo, a continuación.

Más que una política, una filosofía de construcción

”No importa cuán atrasada sea una ciudad, siempre y cuando sus líderes se comprometan a mejorarla según estándares mundiales y a respetar los valores del desarrollo urbano”. Esta es una de las ideas que marca el pensamiento de Liu Thai Ker, considerado el padre de la planificación urbana de Singapur. Además de visitar varios países en desarrollo, ha sido invitado como consultor a nuestra capital el 6 de abril de 2017 con el fin de exponer en la Intendencia Metropolitana sobre políticas de urbanismo en ciudades de alta densidad. ¿En qué consiste este modelo de planificación urbana además de la fuerte intervención del gobierno?.

Tal pregunta se puede responder inicialmente en una síntesis de la filosofía de este arquitecto singapurense, que propone como foco principal el desarrollo de las ciudades a través de la compatibilización de valores éticos, conocimiento científico e inspiración artística. Estos tres pilares, no solo llevan a la construcción de infraestructura urbana eficiente, o de entornos naturales con patrimonio histórico, sino también a que las ciudades puedan ser disfrutadas incluso en condiciones de alta densidad demográfica.

Es por esto que Singapur, aparte de ser conocida como una ciudad Estado y la ciudad jardín del Asia -ya que su flora se entrelaza con el tejido urbano- es un lugar estable socialmente y con una infraestructura urbana eficiente. Esto es lo que hace a Singapur ser un modelo de urbanismo a seguir para muchos países en desarrollo, pese a que su modelo de mayor intervención estatal complique a autoridades de otros países en el mundo.

”Puede que no parezca democrático en un sentido occidental, pero en Asia el gobierno debe jugar un papel importante cuando hay una gran necesidad de desarrollo, porque si lo dejas a los negocios, o al sector privado, inevitablemente se concentrarán más en la parte comercial de las cosas. Por eso es imperativo que los líderes del gobierno se eduquen en el desarrollo urbano y ser lo suficientemente humildes como para saber cómo hacer una buena ciudad”, comenta Liu en una en una entrevista realizada en julio de 2012 en la revista Urban Solutions, orientada a alcaldes y tomadores de decisión en materia de urbanismo.

Esta orientación en la gobernanza urbana ha dado sus frutos, al punto que es reconocida internacionalmente como uno de los mejores lugares para vivir. Según el estudio Mejores Ciudades Para Vivir 2016, del Foro Económico Mundial, Singapur ocupa el quinto lugar, entre las 17 principales urbes del mundo. Entre las razones para este galardón, está la limpieza de sus espacios, que se complementa con las buenas condiciones para realizar actividades al aire libre y alto nivel de vida producto de un promedio salarial alto.

Planificación en el siglo de la urbanización en el Asia

Quienes visiten Singapur notarán que es una ciudad verde, limpia, libre de polución y visualmente nítida. Además, que el tráfico fluye, que la infraestructura funciona bien y que la prosperidad económica ha ido de la mano con un buen sistema público de viviendas. Para ello, Liu Thai Ker sostiene que la base de este bienestar radica en conseguir buenas ubicaciones para las casas, a modo que las personas puedan estar bien provistas en sus necesidades básicas.

Reducir la necesidad de los residentes de viajar fuera de sus barrios para que no pierdan tiempo de sus vidas en el camino, es una de las premisas básicas que guía la planificación de nuevos conjuntos residenciales. Asimismo, la realización de campañas para civilizar a la población respecto del cumplimiento de las reglas del tránsito. “Esto ha hecho que aparentemente no se vean policías en las calles, por lo que siempre explico que en efecto tenemos policías, pero su presencia es muy baja y su formato es amigable”, explica Liu.

Ahora bien, el desafío más importante que ha enfrentado la planificación urbana en Singapur, -y que coincide con otras grandes urbes como Santiago- es la relación entre densidad y calidad de vida. Si bien Singapur no está entre las ciudades más populosas del mundo, tiene una densidad alta producto de su baja extensión territorial. Para ello la planificación ha sido cuidadosa, y ha tomado dos disposiciones principales. En primer lugar la moderación en la altura de los edificios, pero que a su vez se conecte funcionalmente con caminos, centros comerciales e infraestructura pública. En segundo lugar, que exista una alta proporcionalidad de parques por cantidad de edificios construidos.

Estas normas básicas tienen como objetivo conciliar densidad y habitabilidad, por lo que la visión de desarrollo urbano de Liu ha estado estrechamente vinculada al sentido de la protección. “Las ciudades son como una máquina gigante para la vida, esto lo debemos considerar en el siglo XXI, que es el siglo de la urbanización en Asia. China construirá el equivalente al área urbana de Estados Unidos por tres, India el equivalente a cinco e Indonesia a dos, por lo que la demanda de recursos y el impacto ambiental serán altos. Por estas razones, el factor más crítico es planificar las ciudades bien, con gastos mínimos y con menos efectos adversos para el planeta”, explica.

La institución pública que hace de la ciudad un lugar mejor para vivir

Desde que en 1965 Singapur fue forzada a dejar la Federación Malasia, la nación de Lee Kuan Yew comenzó su traumática independencia en un estado de pobreza y precariedad. De 1,6 millones de habitantes en aquel entonces, 1,3 no eran propietarios sino ocupantes ilegales, mientras que el resto vivía en condiciones precarias en edificios viejos. Es en este contexto que en 1974 se establece la Autoridad de Reurbanización para el Desarrollo (URA) con el fin de planificar el uso del suelo, coordinar proyectos con el sector privado y llevar a cabo un Plan Maestro de Desarrollo que permita controlar factores económicos y sociales con el fin de mitigar la densidad urbana y diseñar una ciudad que permita alcanzar el desarrollo económico.

Si bien el URA es la institución donde Liu Thai Ker desarrolló gran parte de su vida pública como arquitecto planificador, a partir de 2008 crea el Centro de Ciudades Vivibles (CLC), organismo público que complementa la acción del URA y coordina al Ministerio de Desarrollo Nacional y el Ministerio de Medioambiente y Recursos Hídricos. Su misión es crear y compartir conocimiento sobre ciudades habitables y sostenibles para su uso en las políticas públicas. Para ello, abarca cuatro áreas principales:

  1. - Asesoría en Planificación Urbana: tanto a los ministerios, gobiernos locales y ciudades en el extranjero de donde obtener experiencias que aporten al desarrollo de Singapur.
  2. - Desarrollo de Capacidades: A través de programas locales, orientan a los ciudadanos sobre la forma adecuada como relacionarse con la infraestructura, a comprender el modelo de gobernanza urbana y resolver los dilemas de política pública.
  3. - Investigación: enfocada en relevar la experiencia cómo Singapur se transformó en las últimas cinco décadas, construye conocimiento científico para orientar las políticas urbanas al futuro, tanto de la ciudad Estado como de otras ciudades. Entre los temas principales de investigación está el agua, transporte, infraestructura industrial, vivienda, medioambiente, biodiversidad, adquisición de tierras, construcción, turismo, entre otras.
  4. - Plataformas de Conocimiento: el liderazgo se cultiva a través de información, para ello el CLC cuenta con varios productos y servicios para difundir su conocimiento como lecturas y publicaciones digitales, la Cumbre Mundial de Ciudades, el Foro Mundial de Alcaldes, el Simposio de Jóvenes Líderes y la entrega del Premio Lee Kuan Yew a la Mejor ciudad del Mundo.

Estas áreas apuntan a que Singapur pese a la alta densidad, sea una ciudad con altos estándares de vida que planifica cuidadosamente sus espacios públicos a futuro. Tal como sostiene la filosofía de Liu Thai Ker, los valores que promueven el desarrollo, en conjunto con un sistema administrativo ilustrado, son los ingredientes necesarios para buenas decisiones políticas.

La valoración del modelo de planificación urbana de Singapur en la realidad chilena

El aumento de la densidad es un tema recurrente en las grandes urbes, el gran Santiago no se queda atrás, ya que entre arquitectos y expertos en políticas públicas la compatibilización entre el aumento de la población y la demanda de espacio es una reflexión permanente. La falta de una institución que haga planificación urbana a largo plazo es algo que se ve reflejado en la construcción de grandes edificios residenciales sin escala humana. Los llamados guetos verticales han sido algunos de los problemas que tenemos en nuestra capital.

El peso de estas voces críticas tuvo un hito especial cuando el intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, compartió vía Twitter el 5 de abril de 2017, la imagen de un complejo de edificios en la comuna de Estación Central, llamados guetos verticales, ya que no estarían construyéndose bajo el alero de un plan regulador de la municipalidad.

Un día después, en dependencias de la Intendencia Metropolitana se realizó una reunión entre el equipo de trabajo de Liu Thai Ker y las autoridades regionales. Con la presentación “Planificación Urbana Inteligente, algunos pensamientos para Santiago”, el padre del urbanismo de la ciudad Estado presentó sus consideraciones respecto de cómo desarrollar de mejor manera las grandes metrópolis, particularmente la ciudad de Santiago.

Uno de los expertos chilenos en urbanismo que presenció la exposición del equipo singapurense fue Pablo Allard, decano de la Facultad de Arquitectura de la Universidad del Desarrollo (UDD) quien valoró la experiencia traída desde el país asiático. “La lección que nos dejó la visita de Liu Thai Ker tiene que ver con que efectivamente Santiago puede crecer en densidad y extensión, siguiendo modelos más sustentables de los que hemos utilizado hasta ahora. Además, de modelos que promueven densidad sin generar hacinamiento, sino que a la par con la provisión de espacios públicos de calidad. Él no solo mostró como se ha ido desarrollando Singapur con esa forma de planificación integral, sino también su visión sobre Santiago, lo que siempre es bienvenido”, comentó.

En relación a la visión de integrar ética, ciencia y arte en la planificación urbana a largo plazo, Allard se mostró de acuerdo con la propuesta singapurense. “Concuerdo bastante con la visión de Liu Thai Ker en el sentido de que la planificación no solamente tiene que ver con infraestructura o provisión de viviendas, sino también con generar una plataforma de cohesión social, de creación de valor compartido. La idea de poner a la comunidad antes que al individuo y de que todos trabajaran alineados por el bien común, no solo quedó instalado a nivel del discurso político, sino que quedó implementando en los proyectos de vivienda. Entonces siempre que se pensaba en la construcción de nuevos barrios y viviendas, venía acompañado con la provisión de bienes públicos para compartir, conocerse y generar dinámicas de interacción social”, comentó.

Asimismo para el decano de Arquitectura de la UDD, en Chile tenemos que seguir mirando la experiencia de la ciudad Estado en planificación urbana. “La enseñanza de Singapur es haber privilegiado el transporte público por sobre el privado y que la infraestructura de bienes públicos, parques, equipamiento cultural, educacional y servicios viniese junto con la vivienda. En el caso de Chile, por escasez de recursos se privilegió el acceso a la vivienda y no la provisión de otros bienes, por eso es que hoy hemos tenido una serie de guetos en la periferia que no se ven porque están más lejos de la ciudad y son conjuntos de vivienda sociales como Bajos de Mena o Quilicura que viven dinámicas de exclusión más graves incluso de lo que pueda suceder con los guetos verticales en Estación Central. Entonces tenemos muchas lecciones que aprender de Singapur, ojalá que se sigan compartiendo estos modelos de desarrollo”, sentenció.

Para conocer más del legado de Liu Thai Ker y su obra en el CLC, en el siguiente video:



Senador Antonio Horvath y los desafíos legislativos de la protección de océanos

Especial de OCEANOS

Senador Antonio Horvath y los desafíos legislativos de la protección de océanos

Para el parlamentario, el compromiso de las comunidades es fundamental para lograr no sólo el cuidado de los mares y aguas dulces, sino también para crear una cultura de protección y promoción de estos espacios.

Ver más

El nuevo Libro Blanco de Política Exterior de Australia que se construye mediante consulta ciudadana

06 Marzo 2017

El nuevo Libro Blanco de Política Exterior de Australia que se construye mediante consulta ciudadana

A pesar de que para algunos expertos esta modalidad participativa de política exterior tiene sus puntos a favor y en contra, valoran la capacidad de actualizar visiones sobre la realidad internacional y establecer principios que guíen las relaciones con otras regiones del mundo.