Abriendo la Educación

por Werner Westermann, Institute for Open Leadership Fellow - Open Policy Network

Abriendo la Educación

Hoy no hay dos opiniones al respecto: la Educación cumple un rol clave en el desarrollo futuro de las naciones que deben afrontar los desafíos de la “Sociedad de la Información o del Conocimiento” o la “Nueva Economía”.  El desarrollo social y económico exige que los sistemas educativos ofrezcan nuevas habilidades y competencias, las llamadas Habilidades del Siglo XXI, que les permitan beneficiarse de las nuevas formas emergentes de socialización y contribuyan activamente al desarrollo económico bajo un sistema cuya principal base es el conocimiento y su creación.

Esto genera una creciente demanda futura por nuevas oportunidades de formación e instrucción que va a ser muy difícil de ser abordada por los sistemas nacionales de educación. Ya en 1996, Sir John Daniel, ex-presidente de la Universidad Abierta del Reino Unido y ex-director de la organización supra-estatal Commonwealth of Learning, auguraba que para satisfacer la demanda mundial futura por educación se debería crear una Universidad de gran escala cada semana por los próximos 30 años.  La proyección de demanda futura es aún mayor

Pero el desafío no termina en brindar acceso a nuevas oportunidades educativas.  Para desarrollar las habilidades que requiere el Siglo XXI, se necesitan nuevos procesos, recursos, entornos y nuevos roles de aprendices y docentes.  Basta comparar una sala de clases del año 1900 con una actual para dar cuenta que la educación no ha ido a la par de la evolución de la sociedad.  Hoy se necesitan espacios y para desarrollar habilidades de pensamiento complejo y crítico, habilidades de participación e iniciativa activa y flexibles al cambio permanente, a predisposiciones de mejora continua, a capacidades de resolución de problemas y el diseño, implementación y evaluación de proyectos, etc.  Crece el consenso de que el futuro de la educación y su imperiosa innovación solo es posible a través del uso intensivo de las tecnologías de información y comunicación en un contexto de transparencia y apertura, especialmente para países en vía de desarrollo.

Los esfuerzos para abordar estos importantes y complejos desafíos de la educación se ven frenados o truncados por una serie de factores, por ejemplo, recorte o estrechez presupuestario, rigidez institucional, cultura académica tradicional, burocratización excesiva, entre otros.  Pero hoy asoma una serie de barreras  que se desprenden de las restricciones que genera el Copyright como herramienta de protección del derecho autoral.  Son innumerables los casos en los que se ven enfrentados aprendices y docentes debido a las restricciones de uso y distribución que el monopolio consagrado en los marcos legales nacionales de propiedad intelectual en Europa.

A pesar del origen del derecho autoral y el Copyright como una herramienta legal que buscaba asegurar tanto el beneficio individual de retribución por el trabajo intelectual como también la difusión social de innovación, hoy se ha desbalanceado de manera exacerbada hacia lo primero.  Tanto relacionado a usos tradicionales como la reproducción de obras protegidas como aquellas novedosas como herramientas de protección tecnológica (Digital Rights Management - DRM).  La ampliación desmedida del Copyright sitúa en numerosas situaciones a aprendices y docentes en un escenario de delincuencia.

Debido al nuevo contexto que brindan hoy las tecnologías digitales y los importantes desafíos futuros para el progreso de las naciones, el concepto de la Educación Abierta vuelve a retomar una fuerza inusitada como estrategia.  El concepto de Educación Abierta moderna surge en los esfuerzos de democratización de la alfabetización a fines de los años 60 y que generaron una serie de instituciones que brindaban educación a distancia a través de recursos impresos y mediales de entonces.  La más emblemática es la Universidad Abierta del Reino Unido, dando pie a la generación de una serie de iniciativas similares en todo el mundo, como la Universidades Abiertas de Holanda, Cataluña y México, por nombrar las más conocidas. Su misión es la de brindar un servicio educativo accesible y democrático, flexible al ritmo propio y donde es el aprendiz el empoderado de los procesos.

La Educación Abierta, como extensión de la educación a distancia, posee una estrecha relación con la tecnología y los recursos, siendo su condición habilitante. Desde los primeros rasgos de la educación a distancia, que tiene antecedentes con la aparición del telégrafo, es la democratización de la imprenta y la creación y desarrollo del servicio postal de principios del siglo XX.  Su reimpulso en los años 60 generó un estrecho lazo con los avances tecnológicos de los mass-media empaquetando recursos educativos sobre distintos soportes mediales: primero la radio y discos, luego sucesivamente el cassette, la televisión, el video, el computador, Internet.

Según la Declaración de Ciudad del Cabo para la Educación Abierta de 2007, la Educación Abierta es hoy un “movimiento educativo emergente combina la tradición establecida de compartir buenas ideas con colegas educadores, y la cultura colaborativa e interactiva de la Internet. Está construida sobre la creencia de que cada uno debería tener la libertad de usar, adaptar a la medida de sus necesidades, mejorar y redistribuir recursos educativos sin restricciones”.  El uso abierto y libre de los recursos educativos contribuyen a hacer la educación más accesible, especialmente dónde el dinero para los materiales para el aprendizaje es escaso. También nutren al tipo participativo de la cultura del aprendizaje, la creación, el compartir y la colaboración que las sociedades del conocimiento de rápida evolución necesitan.

La Educación Abierta no está limitada a sólo recursos educativos. También se basa en tecnologías abiertas que facilitan un aprendizaje colaborativo, flexible y en el compartir practicas de enseñanza que facultan a los educadores a beneficiarse de las mejores ideas de sus colegas. Puede crecer hasta incluir nuevos enfoques en la evaluación, acreditación y al aprendizaje colaborativo. Comprender y adoptar innovaciones como esta es crítica para la visión a largo plazo para los sistemas educativos nacionales y su devenir.
Tras el reposicionamiento de la Educación Abierta gracias a la expansión de las tecnologías digitales, esta hoy cobra distintas expresiones y formas de desarrollo. Este artículo introductorio dará paso a una serie de artículos que desmenuzarán las principales tendencias de la Educación Abierta hoy, a saber:

  1. Recursos Educacionales Abiertos
  2. Libros de Texto Abiertos
  3. Cursos Abiertos
  4. Acreditación Abierta